Autor Tema: El subidón.  (Leído 2290 veces)

Desconectado Astor Piazzolla

  • MASTER
  • ***
  • Mensajes: 319
  • Sexo: Masculino
  • Respect the cock and tame the cunt.
    • Arreglos musicales en gloriosos 8 bits.
El subidón.
« en: 30 de Julio de 2013, 07:37:35 pm »
¿Qué es el subidón?

Antes de comenzar a explicar esta herramienta de gran utilidad en las recuperaciones, citaré esta analogía que la usuaria Marbella, muy acertadamente, nos compartió en su caso:

Quiero compartir algo que leí, el ejemplo se refiere a sostener un vaso que puede aplicarse mucho a lo que uno vive en esta etapa:

El peso absoluto no es importante, depende de cuánto tiempo lo sostengo. Si lo sostengo 1 minuto, no es problema, si lo sostengo una hora, me dolerá el brazo, si lo sostengo 1 día, mi brazo se entumecerá y paralizará. El peso del vaso no cambia, pero cuanto más tiempo lo sujeto, más pesado se vuelve.

El estrés y las preocupaciones son como el vaso de agua. Si piensas en ellos un rato, no pasa nada. Si piensas un poco más empiezan a doler y si piensas en ellos todo el día, acabas sintiéndote paralizado, incapaz de hacer nada. Es importante acordarse de dejar las tensiones tan pronto como puedas.  No las acarrees días y días.


Referido esto, el subidón, se define como uno de tantos momentos felices, de regocijo o de tranquilidad que, invariablemente, comienzan a llegar a medida que uno va recuperándose (de preferencia, de manera adecuada), y lo mejor, cada vez se vuelven más frecuentes. La palabra es una clara oposición al tan mencionado "bajón".

Encuentro una cantidad importante de posteos de usuarios que, si bien, llevan su recuperación en un sano contacto cero y haciendo, mayormente, lo que se debe, se ven irremediablemente atacados por el omnipresente bajón. ¿Omnipresente, dije? :sad2: :sad2: :sad2: :sad2: ¡Eso es precisamente de lo primero que debemos estar conscientes!: el bajón no es omnipresente.

Entonces, te preguntarás: "si voy bien, ¿por qué aún me vienen bajones?". El problema nos lo da precisamente la analogía del vaso que cité párrafos atrás.

Los bajones vienen. Punto. Se terminó algo a lo que nuestro sistema interno de confort nos tenía acostumbrados. Pasamos por las etapas del duelo y el dolor es una sana muestra de que estamos vivos. ¿Dónde radica el error, entonces? En enfocarse de más en el bajón y no lo suficiente en el subidón.

Para explicarlo, parafraseo un consejo que le di a esta misma usuaria Marbella:

Si el famoso "bajón" intenta asomarse de nuevo a tu vida, piensa lo siguiente: así como vemos en la analogía del vaso, poner atención a "cada cuánto" o no te da un bajón, es enfocarse en el problema. Lo cargas mucho tiempo, aunque no pese, y enfocarte mucho en él te cansa. En cambio, notar cómo cada vez los subidones se hacen más frecuentes, es enfocarte en la solución; por ende, tal solución crecerá.

Cuando vayas enfocándote en cómo te llegan los subidones, en cómo a medida de que te recuperas son cada vez más y más duraderos, te hará conocedor de tu propia felicidad. Conocer es amar, dicen por ahí... ¿y qué mejor que amar tu felicidad? Estás de gane porque estás de gane.

Di, entonces, un rotundo al subidón ® by Piazzolla and the Chilango Tango.
El dolor es pasajero.Puede durar un minuto, o una hora, o un día,o un año,pero con el tiempo cederá y algo más ocupará su lugar.Si me rindo, sin embargo, durará para siempre.

Desconectado Asrock

  • Usuario Normal
  • *
  • Mensajes: 587
  • Sexo: Masculino
Re:El subidón.
« Respuesta #1 en: 30 de Julio de 2013, 09:41:40 pm »
Muy bueno Astor.

Desconectado dano

  • MIEMBRO DESTACADO
  • *
  • Mensajes: 699
  • Sexo: Masculino
Re:El subidón.
« Respuesta #2 en: 30 de Julio de 2013, 10:55:45 pm »
Excelente aporte Astor.

Siempre hay que centrarse mas en los momentos de subidon.

Y aprendí una técnica para los momentos de bajon o de tentacion de hacer alguna boludez.

Si estoy bajon, trato de hacer algo distinto a lo que estoy haciendo, como para que el cerebro entre en cortocircuito. Por ejemplo si estoy bajon y estoy tirado mirando tele inmediatamente me levanto y salgo a dar un paseo caminando.

Y hablo de tentacion de hacer alguna boludez porque cuando uno esta bajon le pinta hacer pelotudeces, como por ejemplo las que en su momento yo hacia:
- Pasar (de casualidad) por adelante de la casa de la ex
- Ir a charlar de negocios con el ex-suegro
- Acercarme a las amigas de mi ex de manera amistosa
- Mandar un mensaje a la ex

Esas boludeces que uno hace en momentos de bajon logre controlarlas y frenarlas inmediatamente con una pregunta ¿Para que estoy haciendo esto?
Y cuando la respuesta es contraria a tus convicciones hay algo que esta mal, entonces se debe abortar la accion (estupida) que pensabamos hacer.

Porque estar bajon y hacer una accion indebida hace que nos pongamos peor todavia.

Martín Hierro

  • Visitante
Re:El subidón.
« Respuesta #3 en: 13 de Mayo de 2014, 12:24:51 am »
Muy bueno!

Enviado desde mi GT-I9500 mediante Tapatalk