Autor Tema: Reflexión a un año del quilombo...  (Leído 1552 veces)

Perico46

  • Visitante
Reflexión a un año del quilombo...
« en: 09 de Septiembre de 2013, 06:24:44 pm »
Debemos vivir el presente, sin perder de vista el futuro.

Cuando empiezas una relación con la mujer que te gusta y que quiso estar contigo, no debes creer que eres el matador. Tampoco debes hacerte menos y perder valor ante sus ojos. Por lo general, la mujer que está contigo, está por que ella así lo ha decidido. No es verdad que haya caído rendida a tus pies. Eso solo sucede en casos excepcionales: cuando la naturaleza te bendijo con unos genes de 10 o cuando tienes mucha plata o cuando se juntan ambas circunstancias. En esos casos, te sobran mujeres. Y la verdad, si estamos aquí es porque no es nuestro caso.

Así que más te vale, por tu propio bien, darte cuenta que la relación va a durar el tiempo que ella quiera. El tiempo en que ella se sienta bien, a gusto, con ganas de estar contigo.

Por eso debes seguir siendo tu mismo. La misma persona que ella vió y que le gustó y que tenía "algo" que le movió la cabeza y le ponía nerviosa o ansiosa o mojada.

Cuando empezamos a intentar controlarla o cambiarla o influir en la forma de vida que ella tenía antes de conocernos, en ese momento empezaremos la cuenta regresiva de la relación. Y lo malo es que no vamos a estar preparados. Vamos a estar descolocados y nos va a doler hasta el culo cuando nos manden a la mierda.

Pero esto lo aprendemos a golpes. Somos muy idiotas y pensamos que la controlamos toda o que podemos controlarla toda, cuando no es así. Y lo que debemos tener siempre en mente: no la vas a controlar NUNCA.

Mejor, como dice el maestro JP: disfrútala. Vive el presente.

Y no dejes de ver el futuro: prepárate para cuando sea el día en que la mujer que hoy está contigo, que dice cosas lindas, que se queda a dormir en tu cama, que te entrega su cuerpo de infierno y te pone loco, prepárate para cuando esa misma mujer te suelte sin más que está confundida, que necesita un tiempo, que quiere hacer cosas que contigo no puede hacer.

Así no te va a doler. Te vas a poner mal por que la perdiste, pero no pasará de ahí, un par de semanas o un mes y ya. Y estarás listo para la siguiente. Y así.

Hasta qué encuentres a la mujer que se quede contigo porque así lo quiere ella. Y que estará contigo así tenga 300 buitres peleando por su atención. Y esa mujer se va a quedar contigo porque te quiere así como eres y no te va a pedir que cambies y va a estar ahí contigo sin que la controles. Solita se va a quedar. Cuando la encuentres, ella no te va dejar. No te preocupes.

Y un comentario más: no la busques en tu lugar de trabajo... NUNCA


 

     
passport