Autor Tema: A la carga de nuevo.  (Leído 1735 veces)

ARTURITO 54

  • Visitante
A la carga de nuevo.
« en: 05 de Noviembre de 2013, 05:46:40 pm »

Pues así es queridos compañeros de batalla, vengo de un levante que se fue al carajo y ahora de nuevo vengo en busca de sus consejos ahora con otra mina.
Yo 26 , ella 26 la conocí del gym.Es de esas minas que las ves y te quedas como idiotizado cuando pasan , la chica es un verdadero infierno , ojos verdes , cabello chino, 1.75 m de estatura  y una carita angelical.


A esta mina hace tiempo la veía, digamos que fue al gym y después se desapareció por meses y ahora con la novedad de que regreso hace ya casi un mes. Bueno de joda le dije a la recepcionista del gym que me la saludara eso hace, unos 15 días, pero todo quedó sin más.
Yo de vez en cuando la encontré en el gimnasio un par de veces pero me no me anime a hablarle y pues resulta que llego al gimnasio hoy  y de joda  pregunto que si estaba la mina a la recepcionista me dice que si y le digo me la saludas.



Subo hago mi rutina , la veo ( si nuevamente no le hable) , sigo con lo mío y veo que la mina se estaba yendo , pensé otro día será . A los 5 minutos también paso a irme y al bajar las escaleras la mina esta con la recepcionista  y esta atiende a decir mira ahí viene Arturito si platico contigo??
Se me caía la cara, no sabía ni que decir, la mina dice “no ni me saludo y en lugar de mandarme saludar, salúdame tu” ya de joda le respondo pues ni me volteas a ver y es que me dio algo de pena contigo. Tiramos un poco de bromas los 3 y bueno la mina se despide y se va. Yo dejo mis cosas en el gym para irme a trotar un poco.


En seguida alcanzo a la mina, no por que quisiera alcanzarla si no que íbamos en la misma dirección a donde corro, pues la saludo y le digo voy a correr, y me dice vamos te acompaño una vuelta ,trotamos y platicamos unos 15 minutos de varias cosas con buena onda.

La mina se portó bastante copada y amable conmigo, pero creo que así es ella en general. A lo que voy es me dice que se va del país por unos 6 meses a estudiar y después  se regresa a su lugar de residencia. Así que para algo serio no da (si se llegara a dar jaja), la idea básicamente es invitarla a salir y pues que se de lo que se tenga que dar.

Bueno espero sus consejos amigos , saludos.  :ok:

Otra cosita siento como que las minas me encaran a mi??Lo digo porque como veran soy medio lento en estas cosas , que opinan?

Desconectado Equis

  • MIEMBRO DESTACADO
  • *
  • Mensajes: 1504
  • Sexo: Masculino
  • «Lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer en ti.» Friedrich Nietzche.
    • Mi canal de YouTube
Re:A la carga de nuevo.
« Respuesta #1 en: 11 de Noviembre de 2013, 03:45:50 pm »
  Arturito, te considero un tipo como mínimo, medianamente experimentado, o al menos informado en estas lides.

  No obstante, has acudido a pedirme ayuda.

  Intentaré pues, aportarte algo. Añadir a lo dicho por nuestro colega LG.

  Te falta sólo tomar la decisión. Nada más.

  Esto es fácil: pongamos por caso que las dos te dirán finalmente que no. ¿De esa forma, pierdes algo? Negativo, ¿verdad?

  ¡Entonces no te preocupes! Sino vé a por ellas y cómete el mundo.

  Se trata de convidarlas a hacer alguna actividad informal, y ya.

  Por ejemplo estaré tomando un café en tal sitio y en tal horario, ¿venís?

  O necesito comprarme una campera en el barrio De las ventas, ¿te sumás?

  O igualmente preciso ir a mirar unas cosas para el auto, ¿te das una vuelta así aprendés un poco de mecánica?

  ¡Etcétera! Allí va en ti, y en tu creatividad, :)

  De esa forma, demostrarás que lo harás igual, con o sin ellas, y que el centro de la diversión está en ti, y no en las susodichas.

  Por otra parte, al poder llamar a dos y no a una sola, ello te quita presión y te reporta una ventaja, así que tranquilo.

  Mal y pronto, digamos que dispones del mismo mecanismo que ellas, cuando nos dejan siempre por otro.

  Todo está de tu lado, y las traes todas para ganas, siempre.-

  Te citaré además, un artículo que a lo mejor puede servirte.

  Sólo eso: recuerda que ninguna muerde, deja pues los nervios de lado, ¡y vé a disfrutar!

  Hasta pronto Arturito.
«El desapego no es que tú no debas poseer nada. Es que nada te posea a ti.»
El dolor es obligatorio; el sufrimiento, elegible; y luego, la recuperación, inevitable también.