Autor Tema: El brujo, la conchuda y el boludo  (Leído 1286 veces)

Cuervo_blanco

  • Visitante
El brujo, la conchuda y el boludo
« en: 02 de Noviembre de 2014, 06:51:50 pm »
Que tal gente!. Les voy a contar una historieta, rica en contenidos conchudiles que me sumó mucho como experiencia, y espero les sirva a los que la lean, para no cometer los mismos errores.

Hace 3 años terminaba mi año de cursada en la facu, y conocí mediante facechot una piba de mi ciudad que había comenzado a estudiar en Capital Federal. Pegamos "onda", y los mensajitos ciberneticos de ella se hicieron mas y mas frecuentes, mi idea a esa altura era comerme a la minita en el verano, pasarla bien y volver a la caza en Marzo del siguiente año. Que decir que ya incluso vía redes sociales mostraba señales de ser una border con trastorno de la personalidad, con menos estabilidad que una pluma...pero que malo podía pasar? seguía y seguía, bajo la ilusión de que llegue y estar con ella, porque sencillamente me volaba la cabeza de lo buena que estaba, la mina que siempre quise y más también.

Cuestión, que dejé de lado el resto de mis levantes, prepare el terreno para su llegada -mis niveles de ansiedad ya eran insufribles- y al 3er día que llegó nos vimos. Como podrán imaginar, todo duro lo que un pedo en un canasto, duramos 2 salidas, me comí a la borrega y ahí finiquitó. Todos los planes del verano perfecto, a la basura. Por qué? por mi gran nivel de ansiedad, y porque como buena pendeja, en vacaciones de verano, tenía ofertas de juntadas, asados, bailes, fiestas, boliche, salidas varias con amigas y amigos de todos los colores, todos los días...es decir, sin tiempo para conocer a nadie y menos a alguien que la tenía en un pedestal. La mandé a volar por telefono, y nunca más pude remontar la situación. Cuestión que hoy resolvería en 2 días, en ese momento me llevó 2 años. No me entraba en la cabeza su accionar y su cambio repentino (claro que tiempo después supe que su ex siempre la acosaba).

Promediando Febrero por comentario de un amigo fuimos con éste y otro amigo mas a un brujo...un noble hombre que tiraba las cartas. Me dejó tan sorprendido con la descripción que me dió de la fémina y su personalidad que continué yendo, trabajos con velas incluídos, todo por acercar a esa muchachita que me era esquiva. Pasó el tiempo, entrado el invierno continué conociendo muchas otras mujeres, levantes, pero siempre con la cabeza puesta en la que me hizo la vida imposible.

Finalmente mi obstinación, después de toda esa perdida de energía y tiempo, y dinero en mi amigo vidente, me dió otra chance con la fémina, y nos volvimos a ver, 1 año y medio después, pasamos una noche juntos y eso fue todo. A los 3 meses me trató como trapo nuevamente, por lo que al día de hoy no tenemos contacto, pero ya a esa altura no me importaba. Había dejado en el piso mi dignidad varias veces, todo por una obsesión absurda, tenía que ganarme la mina a toda costa, no importaban los cómo.

Se me habían hecho carne costumbres como espiarla en redes sociales, adicción difícil de quitar, y estar pendiente de ella. En fin, una locura total por donde se la mire. Mi único consuelo es haber hecho la mía conociendo otras minas, tuve muchísimos levantes ese tiempo, pero quizas por tener a ésta siempre en mente, no me permití conocer mas a fondo a otra/s.

Mi recomendación: sigan su instinto, y cuando algo no va....no va, es mejor cortar las cosas a tiempo, sin preguntarse los por qué del comportamiento femenino, mientras uno piensa y repiensa que pasó, las mujeres disfrutan sin hacerse mayores problemas.

Saludos!!.

 

     
passport