Autor Tema: El novio BUENAZO  (Leído 8222 veces)

Desconectado Carrancho

  • MASTER
  • ***
  • Mensajes: 88
  • Sexo: Masculino
  • Never give up!
El novio BUENAZO
« en: 22 de Febrero de 2012, 06:21:30 pm »
Existe la errónea creencia entre un gran número de hombres de nuestra generación, de que ser buen novio, conlleva ser tolerante en extremo, aguantador, consentidor y que complace a su novia en todo.

En nuestra mente creemos que somos el novio buenazo, ese que es un hombre fiel, comprensivo y aguantador. El hombre que toda mujer desearía, que cualquier mujer se consideraria afortunada por tener a un hombre así y que sería incapaz de dejarlo porque al ser de dicho modo, reforzamos su amor día a día.

¿Y sabéis que es lo que ocurre?

Algo que observareis si os quedáis un tiempo prudencial en este foro o “mundillo” de las relaciones, es que el tipo que corresponde a este perfil es el típico hombre dejado que llega a nuestras puertas hecho pedazos después de haber sido abandonado por su medio-cítrico.

El hecho de ser consentidor, sumiso, tolerante en extremo y complacerlas en todo, al contrario de lo que habíamos pensado, fue nuestra perdición. Por increíble que en este momento pudiera parecer, lo que una novia necesita, lo que busca, lo que admira de un hombre y lo que la hace mantenerse enamorada no es ese novio buenazo, manipulable, consentidor y sometido. Lo que ellas en realidad admiran y valoran es un novio que no permite que le falten nunca el respeto, un novio que sea capaz de ponerlas en su lugar cuando se pasan de la raya, aquel que no les tolera todos sus caprichos y desplantes, el novio que sabe llevar las riendas de la relación y que no se deja dominar, ni mucho menos manipular.

Si ella un día tiene un humor de mierda y tu después de tolerarle durante un tiempo prudencial (hablamos de minutos, no de días) la paras en seco y la pones en su lugar, quizás al principio se moleste, pero luego te mirará con admiración y posiblemente te pida disculpas. Por contra, el novio buenazo del que finalmente se va a desenamorar decidió callarte y soportar todo estando en la misma situación.

Si ella te pelea sin razón o por causas tontas y en lugar de quedarte soportando te vas y no la buscas más hasta que te busque pidiendo perdón, ella empezará a darse cuenta de que no eres alguien manipulable y que no estás dispuesto a consentir sus tonterías y te acabará apreciando más, porque te verá como un hombre de verdad. En cambio, el novio buenazo aguanta y aguanta sus peleas sin apenas emitir quejido alguno o bien caerá en la trampa de prestarse a sus discusiones desgastantes y sin sentido.

El hombre de verdad, cuando ella dijo que iba a ir a quedarse en casa del ex-novio a dormir, le dice que por él está perfecto, que ella es libre de hacer lo que quiera, pero que si lo hace, no se moleste en volver a buscarlo jamás. Aunque eso en un principio la pueda dejar perpleja, le demostrará que su novio es alguien con quien no se juega, que impone límites muy claros y que si le falta al respeto de esa manera, la dejará sin chistar. El novio buenazo en cambio, le dijo que confiaba en ella y que fuera sin más, porque él no iba a estar montando una escena cuando en realidad por dentro se moría de celos.

¿Y que fue lo que pasó en dicho momento?

Pues que en ese mismo instante ella cayó en la cuenta de que ese pobre hombre que tenia a su lado era capaz de tolerar lo que fuera por tal de estar con ella, que no había limite alguno y por lo tanto, se sintió tan poco atraída por alguien así que se tomó la total libertad de meterle los cuernos esa misma noche que se quedó en casa del EX.

¿Entonces que pasó? Que el tipo buenazo, consentidor, sometido, entregado y emocionalmente dependiente, minó por completo su imagen ante los ojos de su novia y le demostró que con tal de estar con ella era capaz de todo, que nunca le puso límites y le cedió totalmente las riendas de la relación a ella. Eso, en la práctica es algo espantoso y muy poco atractivo ante los ojos de una mujer y obviamente, es muy difícil que dicha mujer pueda mantenerse enamorada de un tipo así.

Las mujeres tienen una psiquis generalmente voluble e inestable y necesitan a su lado a un hombre con todas las letras que sea capaz de contenerlas emocionalmente. En la relación prefieren (sin importar lo que ellas digan) que el hombre lleve las riendas mientras ellas se dejan guiar.
Una mujer necesita que se le establezcan límites muy claros que no pueda violar, necesita en todo momento sentir respeto y admiración por el hombre que tiene a su lado y sobre todo necesita saber que a dicho hombre puede perderlo si ella obra mal. Es decir, debe tener la certeza que si bien su novio es alguien bueno, amable y cariñoso, no es alguien que estará dispuesto a tolerar lo que sea con tal de estar con ella.

Las mujeres, contrariamente a los que se les escucha decir… necesitan sentir que su hombre es feliz e independiente emocionalmente y que no basa su entera felicidad en ellas.

No hay nada más aterrador para una mujer que despertar un día y darse cuenta que en lugar de novio, lo que tiene a su lado es más bien un parasito emocional que es incapaz de ser feliz por si solo y que terminó cargando toda la responsabilidad de hacerlo feliz sobre ella.

Es decir, les aterra saber que eres emocionalmente dependiente de ella.

Llevar semejante carga es injusto, y no solo para una novia, sino para cualquier ser humano.

Cada vez que ellas escuchan de nuestra boca frases prohibidas como:

“Si me dejas me muero”
“Sin ti no podría vivir”
“Eres mi única razón para ser feliz”


Y llegan a la certeza de que somos capaces de tolerar todo con tal de estar con ellas, es entonces cuando se dan cuenta de que perdieron un novio al cual amar y seguir, para ganar un lastre en forma de hombre del cual deben ir pensando en como deshacerse.

Es por eso que se desenamoran y el volvernos esa clase de hombre acaba siendo nuestro principal error.

Las mujeres, más que un hombre que las ame, buscan un hombre al cual amar. Un hombre dependiente, sometido y entregado no es un hombre al cual una mujer le sea fácil amar. Ella podría intentarlo pero no lo lograría… Por lo tanto, al convertirnos en eso, lo perdimos todo y firmamos nuestra sentencia de muerte en la relación.

Es por eso que tras un abandono, nuestro objetivo no debe ser recuperarla a toda costa, sino que debemos enfocarnos también en entender los motivos que llevaron a que nos dejaran de querer lo suficiente como para que nos dejaran. Y con ello, hablo de los verdaderos motivos, no de los motivos que ella dijo y tratar de trabajar por cambiar esos aspectos de nuestra naturaleza que nos llevaron a perder su amor.

Si sigues sintiendo que no eres capaz de vivir y ser feliz sin ella, si no has podido superar esa malsana dependencia emocional, no estás preparado para volver, porque cometerás de nuevo los mismos errores de antes, serás incapaz de darte a respetar y hacerte valer.

Pero ojo, que cuando digo que no debes depender de ella, no significa que no debas amarla, sino que aun cuando la ames seas capaz de renunciar voluntariamente a ella si es necesario porque no estarás dispuesto a permitir que te falten al respeto de nuevo y eso amigos, es EL SECRETO de un regreso perdurable en el tiempo.

Porque si un día vuelves y sigues siendo dependiente emocionalmente de ella, seguirás dispuesto a hacer y tolerar lo que sea para que no te deje y al hacer eso, serás incapaz de hacerte valer e imponer tus reglas y limites. Y si no lo haces, la historia se repetirá de nuevo, ella se dará cuenta de que no puede amar a un tipo así y todo se repetirá una vez y otra y otra…

Saludos.
« Última modificación: 16 de Enero de 2013, 01:51:48 pm por Kioreker »
No trates con prioridad a quien te trata como opción.

 

     
passport