Autor Tema: El amor a veces llama una sola vez a tu puerta.  (Leído 148 veces)

Desconectado juanpindonga

  • ADMINISTRADOR
  • *
  • Mensajes: 4704
El amor a veces llama una sola vez a tu puerta.
« en: 28 de Febrero de 2019, 10:57:42 pm »
Releyendo posteos del año próximo pasado, me encontré nuevamente con esa frase.

La amistad es algo sagrado... pero el amor a veces llama una sola vez a tu puerta, bella dama.. le señalé...

Y es verdad.

El género femenino se encuentra mucho mas de lo que suelen admitir, limitado a encontrar un ½ cítrico que les sea funcional.

Sus propios ritmos biológicos así se lo imponen.

No es norma en tooodo el género femenino... pero su masividad engloba a casi todas las féminas.

Cualquier mujer, así lo admita (o no) tiene su propia fibra íntima capaz de desarrollar intensas corrientes afectivas para con un masculino dado.

Llegar a «tocar» dicha fibra, es en cierta medida, la herramienta (o la llave) para llegar a un feliz acuerdo con la Srta. en cuestión e iniciar una relación afectiva con visos de permanencia en el tiempo.

Al género femenino le gusta la estabilidad.

Económica, afectiva, reproductiva... pese a que se quejan sobre eventuales aburrimientos porque todos los días sucede lo mismo, sacarlas de dicha inercia, puede ser perjudicial (e incluso, contraproducente) para una relación con posibilidades de su perpetuación temporal.

Digan lo que digan las femihembristas, al género femenino les gusta que se las trate como en la época de los miriñaques.


es.wikipedia.org/wiki/Miriñaque


No en vano, siguen siendo igual de coquetas, queriendo que se las mire, se las admire, se suspire por ellas... mientras que apenas entornando los ojos, la fémina de turno sabe si tiene a su masculino metido en un bolsillo o va a tener que batallar utilizando su anatomía para «convencerlo» que estar con ella es la mejor medida estratégica que el susodicho pueda tomar.

En el particular, pienso que cuando una fémina se enamora de un masculino, pone en juego muchas cosas.

Queda en gran medida, muy vulnerable y «expuesta emocionalmente» a los vaivenes amatorios de ese nuevo hombre en su vida.

Tal vez, una de las mejores estrategias para que un masculino pueda obtener los favores amatorios de una Srta. fue expuesta por una peninsular forista, en la cita de este posteo:


Para mí, no hay mejor forma de empezar una relación que no sea desde la amistad. Es más, te confieso que no me ha conquistado ningún hombre que no se haya ganado primero mi amistad desde la confianza, la risa y el respeto. Si te abres paso desde algo tan fuerte y maravilloso, empiezas, sin duda, con buen pie.

Una sólida amistad sirve para mucho.

Para disfrutar de la compañía de la Srta. en cuestión, y, tal vez, casi sin darse cuenta, poder demostrarle a ella (porque son ellas siempre quienes terminan decidiendo) que el masculino de marras puede ser, tal vez, la mejor elección que ella pueda tener.

Muchas cosas se pueden decir calificando al género femenino.

Pocas, tienen la contundencia sobre la capacidad de una mujer de diagnosticar, en tiempos sorprendentemente breves, como es el masculino de sus desvelos.

Ya sea a grandes rasgos, o afinando mucho mas el trazo del lápiz.

Tienen en ese sentido, toda la evolución de la especie humana sobre sus espaldas, detectando con gran prontitud si ese masculino le sirve para un revolcón... o para algo mas duradero.

Un comentario que recibí hace mucho tiempo, de hecho, en el siglo pasado, fue uno relacionado con como puede desenvolverse una amistad con el tiempo, devenida en relación estable.

Tarde o temprano, cuando una fémina va sintiendo que ese amigo que ella siempre tuvo como alguien en quien podía confiar, súbitamente, hace evolucionar la relación (o al menos, ella espera que dicha relación evolucione) en una ya, relación estable a futuro.

Podrán existir componentes mas próximos a reacciones hormonales, más, una mujer con algo de materia gris dentro de la bóveda craneana, sabe perfectamente si ese masculino puede servirle a futuro... o si es eminentemente descartable en breve.

Por supuesto, no se privan de estar con él, pese a que saben que puede ser desechable.

Ante la duda... mejor que sobren hombres antes que falten.

Por eso, Sres., hagan amistades intensas en sus vidas.

Sus amigas sabrán ver, con el tiempo, la conveniencia de convertir a ese masculino con quien comparten sus dudas y temores, cual amigo intenso... en algo mas.

Simple estrategia masculina.

Saludos!
« Última modificación: 28 de Febrero de 2019, 11:04:01 pm por juanpindonga »
Sale con fritas!
Y con sushi.

Borders? I have never seen one. But I have heard they exist in the minds of some people. Thor Heyerdahl

 

     
passport