Autor Tema: La historia que me destruyó  (Leído 1135 veces)

Desconectado enri84

  • Usuario Normal
  • *
  • Mensajes: 157
  • Sexo: Masculino
Re:La historia que me destruyó
« Respuesta #15 en: 17 de Octubre de 2019, 04:12:32 pm »
Son todo un tema las mujeres treintañeras.

Por un lado tenés las que son madres solteras que siguen exigiendo como si todavía tuvieran 22 años. Y muchas todavía siguen solas (conozco a varias) y otras que se ve que ya atraparon a alguno (si el masculino no tiene hijos es un incauto, perdón la expresión).

Por el otro lado, las que aún no tienen hijos, tienen el tic tac del reloj biológico, si se pretende tener algo mas o menos serio con ellas el hombre tiene que hacerse la idea de que en breve le propondrán (o no) ser padre a la brevedad. Si éste no acepta será descartado a la brevedad por otro que sí quiera tenerlos.

Ojo, no todas las minas quieren tener hijos. Pero creo que son la minoría.

También depende lo que busque cada uno.

En fin, señores, disfruten su soltería, sean padres cuando ustedes realmente desean serlos y no lo hagan obligados por la pajarita de turno. Porque luego no hay vuelta atrás.

Si ustedes no tienen hijos no se ensarten con una madre soltera, son un eterno dolor de huevos, sólo sirven para fif&go.

A nosotros la edad nos juega a favor, a ellas en contra, como explicó JP una vez.

Estimado Point: Hacé tu vida como se te cante las pelotas, estás en la mejor situación, sos un diamante en bruto para multitud de mujeres (jóvenes y sin hijos, aclaro), no te desperdicies la salud en este clavo remachado, estás para otra cosa vos.

Saludos!!

Desconectado Point

  • Novato
  • *
  • Mensajes: 8
  • Sexo: Masculino
Re:La historia que me destruyó
« Respuesta #16 en: 17 de Octubre de 2019, 05:09:09 pm »
Gracias Gastón y sebchelios...no voy a contestar nada, por cierto cuando esa amiga de ella me hablo en su momento y otras veces que me escribio ya estando yo en mi ciudad lo vi como que me estaba tirando onda, mas que chusmeando...podran ser tan basuras?

Desconectado Gastón

  • MASTER
  • ***
  • Mensajes: 523
  • Sexo: Masculino
Re:La historia que me destruyó
« Respuesta #17 en: 17 de Octubre de 2019, 05:44:49 pm »
Podrán o no. Es problema de ellas.
Si en el caso de que te tirenonda lo más sesudo sería evitar el meterte con una amiga de tu ex así que como sea...lo mejor es bloqueo y se acabó.

Desconectado juanpindonga

  • ADMINISTRADOR
  • *
  • Mensajes: 5015
Re:La historia que me destruyó
« Respuesta #18 en: 18 de Octubre de 2019, 10:40:49 pm »
Son todo un tema las mujeres treintañeras.

En mi experiencia, la vida de cualquier mujer que está pasando de los 25 años de edad, está signada por una urgentísima natalidad.

Por un lado tenés las que son madres solteras que siguen exigiendo como si todavía tuvieran 22 años.

Igual, no les va muy bien que digamos.

Mucha exigencia y nada a cambio, termina jugándoles en contra.

Y se quedan aún mas solas, porque esa exagerada postura de madre, espanta a cualquier tipo.


Y muchas todavía siguen solas (conozco a varias) y otras que se ve que ya atraparon a alguno (si el masculino no tiene hijos es un incauto, perdón la expresión).

Siguen solas porque no pueden encontrar a alguien con cierta premura.

No saben compartir, menos aún saber dar algo de ellas.

En mi teoría lo que buscan es un masculino que esté totalmente fidelizado, a cambio de nada. Y que él se haga cargo de todos los gastos.

Insisto, la maternidad exagerada les termina jugando en contra.

La gran mayoría de mujeres que son madres solteras, no consiguen hombres porque exigen tanto que quedan fuera de contexto, malacostumbradas a que todos los tipos que tienen a su alrededor, les rinda pleitesía.

Una güevada cósmica.


Por el otro lado, las que aún no tienen hijos, tienen el tic tac del reloj biológico, si se pretende tener algo mas o menos serio con ellas el hombre tiene que hacerse la idea de que en breve le propondrán (o no) ser padre a la brevedad. Si éste no acepta será descartado a la brevedad por otro que sí quiera tenerlos.

Lo mas complicado para una mujer es conseguir un tipo que les de todo, en simultáneo que ellas no le dan nada.

Incluso, ven como una buena práctica, maltratarlos por deporte, porque sienten que así, los tienen bien controlados y también, dominados.

El masculino de turno, con tal de no perder los favores (escasos o inexistentes) de la fémina de turno, termina aceptando por un tiempito tal maltrato.

Hasta que se hastían y se la sacan de encima.


Ojo, no todas las minas quieren tener hijos. Pero creo que son la minoría.

Es muy cierto, no todas las minas quieren tener hijos.

Si tienen buen poder adquisitivo, quieren tener casi exclusivamente, hijas.


También depende lo que busque cada uno.

Vengo analizando el tema desde hace muchos años.

El concepto, al que todavía me rebelo a aceptar (de hecho, cada vez me niego aun mas), es el que un hombre lo que busca es una persona que mínimamente, lo quiera.

Ellas saben que sus masculinos sí las quieren, y que son capaces de hacer todo por sus féminas.

Pero ellas... dosifican al mínimo sus afectos, siempre en beneficio propio.


En fin, señores, disfruten su soltería, sean padres cuando ustedes realmente desean serlos y no lo hagan obligados por la pajarita de turno. Porque luego no hay vuelta atrás.

El género femenino siempre quiere decidir sobre el momento de su natalidad, el hombre, está pintado al óleo.

Estimado Point: Hacé tu vida como se te cante las pelotas, estás en la mejor situación, sos un diamante en bruto para multitud de mujeres (jóvenes y sin hijos, aclaro), no te desperdicies la salud en este clavo remachado, estás para otra cosa vos.

Con el tiempo... terminan buscándote desesperadas.

Es el momento en el que hay que tomar la (dura) decisión de no darles mas pelota.

Saludos!
Sale con fritas!
Y con sushi.

Borders? I have never seen one. But I have heard they exist in the minds of some people. Thor Heyerdahl

Desconectado Point

  • Novato
  • *
  • Mensajes: 8
  • Sexo: Masculino
Re:La historia que me destruyó
« Respuesta #19 en: 24 de Octubre de 2019, 02:26:20 pm »
Gracias a todos por su inestimable ayuda!
Estoy mejor, al menos esta semana, de a poco los ratos en los que me olvido se hacen mas extensos. Uds creen que en algun momento volvera o intentara algo?yo creo que por orgullo no, o simplemente porque me usó. Creo la mina es muy habil para tener un sequito de hombres rondando a su favor, eso de andar escondiendo el telefono, o que aparezcan colaboraciones de dinero de la nada, prestamos, etc. En fin, ojala jamas intente regreso, verla me impactaria bastante. Por cierto la unica persona con que ''tengo contacto'' es su hija mayor, con quien teniamos gran conexion, aunque es comunicacion esporadica...yo me fui ''cortando''. Por el hecho de que en algun momento si sigo en contacto voy a recibir foto, noticia, etc que no me va a hacer bien. Nunca le explique el porque de mi corte, quizas debi hacerlo...

Desconectado Gastón

  • MASTER
  • ***
  • Mensajes: 523
  • Sexo: Masculino
Re:La historia que me destruyó
« Respuesta #20 en: 24 de Octubre de 2019, 02:39:57 pm »
Estadísticamente suelen volver a aparecer la mayoría. En el mediano plazo e incluso décadas después. El asunto es tener resuelto el caso y poder darle ruta sin mayor miramientos.

Sería conveniente que ya no trates con su hija.

Saludos!

Desconectado sebchelios

  • MASTER
  • ***
  • Mensajes: 1101
  • Sexo: Masculino
Re:La historia que me destruyó
« Respuesta #21 en: 24 de Octubre de 2019, 04:34:13 pm »
Point, esto o se hace al 100% o directamente no se hace.

Mantener contacto con su hija no estaría sumando al proceso de recuperación por más bien que te lleves con ella, justamente porque podes recibir noticias que no sean de tu agrado.

Saludos

Desconectado juanpindonga

  • ADMINISTRADOR
  • *
  • Mensajes: 5015
Re:La historia que me destruyó
« Respuesta #22 en: 24 de Octubre de 2019, 07:00:51 pm »
Creo la mina es muy habil para tener un sequito de hombres rondando a su favor, eso de andar escondiendo el telefono, o que aparezcan colaboraciones de dinero de la nada, prestamos, etc.

El principal problema de muchas mujeres solteras, y por sobre todo, las solteras con hijos, es que son barriles sin fondo.

Jamás les alcanza el dinero.

Nunca.


Viven en perpetuo estado de zozobra monetaria, gastan a manos llenas y después, desesperadas, no saben como cubrir siquiera, el pago mínimo de la tarjeta de crédito.

También es real que la sociedad les compele a que gasten todo lo que tienen lo antes posible; los centros de compras, paseos y comercios de indumentaria, les exhiben tentadoras ofertas (que distan de ser tales) y ellas creen que van a obtener una suerte de felicidad, aunque sea transitoria, en base a la capacidad de hacer compras y mas compras.

Y si hay hijos, es peor todavía. Porque ahí sí que no hay dinero que alcance; los quieren ver siempre atractivos y mas bonitos que los de sus amigas o compañeras de trabajo, tal es el punto que pueden tener mas de 20 pares de calzado deportivo en distintos estados, en su mayoría, todos de calidades mediocres, en vez de tener dos o tres, de buena calidad y gastando mucho menos.

Por eso, cualquier dádiva monetaria es aceptada con entusiasmo por parte de ellas, a cambio muchas veces, de ávidos pagos sexuales.

En mi barrio, cuando una mujer recibe dinero por sexo, eso tiene un nombre muy específico (y bastante desagradable, por cierto).

Pero, la necesidad femenina tiene caripela de hereje, y buenos son los tipos que les pagan de su bolsillo alimentos, resúmenes de tarjetas, salidas o lo que sea... y que ellas termina considerando como un «verdadero derecho» por ser simplemente, féminas.

Conozco unas cuantas así. Hasta he noviado con alguna que otra.

En el momento en el que se le corta el crédito (o las dádivas) es cuando se pelotudifican y comienzan a buscar otros masculinos.

Mejor así.

Porque ese perfil de mujer, no cambia nunca, simplemente con los años, empeora.


En fin, ojala jamas intente regreso, verla me impactaria bastante. Por cierto la unica persona con que ''tengo contacto'' es su hija mayor, con quien teniamos gran conexion, aunque es comunicacion esporadica...yo me fui ''cortando''. Por el hecho de que en algun momento si sigo en contacto voy a recibir foto, noticia, etc que no me va a hacer bien. Nunca le explique el porque de mi corte, quizas debi hacerlo...

Tener contacto con los hijos de una «ex», puede ser un arma de cortante doble filo.

Porque en algún momento dado, bien puede caerte con la acusación que querés abusar del/la menor, y eso andá a explicárselo a un juez mientras estás en la sala de audiencias pensando que carajo estás haciendo ahí.

En ese sentido, son bastante brujas y turras, para ellas sus hijos son todo, sus parejas no son nada pero sus ex, son mierda.

Y así son tratados.

Por mas que guardes prolijamente todas las conversaciones, chateos, mensajes, fotos o lo que sea, nadie te va a quitar de encima la acusación de abusador de menores.

Si pretendés usar, sutilmente, a la hija para eventualmente potenciar un reencuentro, diría que es una mala idea desde el vamos.

La idea del regreso tiene que partir de ella, comentarte que sos imprescindible en su vida, que quiere rehacerla con vos, que está cambiando (éso, hay que verlo) y que no puede vivir sin tu persona.

Al menos a mí, me pasó una sola vez con una fémina que terminó siendo un clavo, por mas que era atractiva.

El resto, nunca se disculpó por sus yeguadas, y si tenían hijos, terminaron ignorándome olímpicamente.

Eso sí, con los años, casi todas terminaron intentando volver... cuando se fueron quedando solas.

Tarde porque fueron reemplazadas hace ya mucho tiempo, y porque una mina que te dejó una vez, sabe que si regresa, puede dejarte de nuevo porque la perdonaste.

Duele mucho una ruptura.

Saber que no vas a sentir nunca mas en tu vida la respiración acompasada de tu ahora ex-pareja mientras dormían juntos, ni la tibieza de su piel en un abrazo largo, ni tampoco cuando se acurruca a tu lado para que la cuides, o la delicadeza de comprarle una crema para las manos porque viste que las tenía apenas áspera después de lavar vajilla.

Y no nombro siquiera considerandos como los revolcones, salidas y demases.

Insisto, duele muchísimo cualquier ruptura.

Máxime cuando no hay excusas que valgan, y todos los relatos que ellas hagan, orillan la incoherencia... cuando lo único coherente es echarte todas las culpas a vos por deporte.

Como mencionaba mas arriba,es difícil aprender a superarlo.

Y parafraseo a Roy Batty, el androide/replicante de combate de la película mas votada por los científicos como la mejor en el género de ciencia ficción (Blade Runner), papel protagonizado por el holandés Rutger Hauer, quien dice lo siguiente en su diálogo final:

I've seen things you people wouldn't believe. Attack ships on fire of f the shoulder of Orion. I watched C-beams glitter in the dark near the Tannhäuser Gate. All those moments will be lost in time, like tears in rain. Time to die.

Traducción literal:

Yo he visto cosas que ustedes no creerían. Naves de ataque en llamas más allá del hombro de Orión. He visto rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia. Hora de morir.


Y es verdad.

Cuando la novia/pareja de turno te deja, todos esos momentos que uno vivió y cree revivir cada vez que está con ella, se terminan perdiendo en el tiempo.

Por eso duele tanto una ruptura; por eso ningún hombre quiere pasar por esa situación.

A ellas, en cambio, les importa un pimiento.

Piensan con la cachufleta a la que están adheridas, siempre en plan reproductivo.

Para una mujer, un hombre no deja de ser un reservorio de ADN, alguien que tiene que mantenerla a ella y a su prole, cuidarla 25 horas diarias, eclipsarse cuando a la fémina se le ocurre estar de mal humor y estar siempre sonriente y no generarle ningún tipo de conflicto (para eso, está ella).

El hombre, sabiéndolo (y tratando de que esa información no le haga demasiada mella) intenta permanecer con esa fémina todo lo posible.

Y si hay algo que el género femenino es rápido en detectar... es cuando un tipo las quiere y se propone cuidarla.

Si los escrúpulos de la mujer en cuestión son escasos... para qué. El masculino será esquilmado a cambio de, prácticamente, casi nada.

Eso les dura un tiempito mientras van consiguiendo masculinos de recambio, hasta que llega el momento que su provisión de hombres se va gastando y ahí, dejan de conseguir nada.

Cruel momento para ese perfil de mujer, quien dice "-... ya no hay hombres".

Obviando mencionar que los que hay, no están dispuestos a mantenerla a ella y a su eventual prole, a cambio de su caripela maquillada.

Cuando la mujer tuvo suerte por parte de Natura y vino provista con una mayor proporción de neuronas funcionantes y operativas, rápidamente trata de fidelizar un masculino, al que en verdad quiere y espera ofrecerle reciprocidad de sentimientos y acciones.

Lamentablemente, esa subvariedad femenina, está en franca extinción, habida cuenta que lo único que buscan son hombres pudientes para que puedan rascarse la cachufleta a la que están adheridas, a cinco manos.






Por eso.

Duele cuando te están dejando, duele un montón; es un dolor profundo que hace que nada valga mas que el afecto (o la falta de él) de la fémina de turno.

De ahí la dificultad de los hombres en dejar ir a sus ahora ex-parejas para que hagan sus respectivas vidas, transformándose en muchos casos, en acosadores o cosas peores.

Desafortunadamente, casi ni existen ya, los «clubes de hombres» sitios en donde los masculinos se juntan a divertirse y a alimentar el espíritu y el estómago, olvidando convenientemente (o al menos, por un tiempo) esa cachufleta que lo tiene a maltraer porque dejó de prestarle atención y está enfocada en otra poronga mas pudiente.

Curiosamente, esos «clubes de hombres» eran denostados por las féminas de todas las épocas, porque sabían que siempre entre los concurrentes, había alguno con mas luces que otro en materia rupturas... y su continuidad como pareja muchas veces, a la Srta. en cuestión, le era severamente cuestionada.

En fin... todo esto es para que se pueda ir sobrellevando el proceso de ruptura, elaborando el duelo que la mujer fue elaborando de a poco, en silencio y sin importarle un pimiento lo que le pase al masculino, y que el hombre se encuentra de un minuto para otro, con toda la información negativa encima.

En fin, Sres., recuerden que todo lo vivido con la fémina que los está dejando, se va a perder como lágrimas en la lluvia.

Suena duro, pero es real.

Pero, esa mujer que los deja, les está abriendo el camino para que conozcan otras, dentro de las cuales, alguna (y lamentablemente, no muchas) va a serles funcional a futuro.

Saludos!
Sale con fritas!
Y con sushi.

Borders? I have never seen one. But I have heard they exist in the minds of some people. Thor Heyerdahl

 

     
passport