Autor Tema: Que pasa con el físico?  (Leído 333 veces)

Desconectado DragonK

  • Novato
  • *
  • Mensajes: 3
  • Sexo: Masculino
Que pasa con el físico?
« en: 02 de Mayo de 2020, 03:49:50 pm »
Buenas tardes. Ayer me animé a hacer mi primera consulta persomal en este foro, en el cual vengo espiando hace ya varios meses. Quizás por pérdida de timidez o por cosas que vi hoy en los medios, me animo a hacer una segunda consulta, interpelando esta vez al criterio de los más viejos del foro (JP incluído, quien siempre tiene respuestas bastante contundentes para este tipo de planteo)


La pregunta es sencilla... Que tan determinante es el aspecto físico de un hombre a la hora de seducir a una mujer? Creen que buscan ellas a la mas fiel copia de George Clooney, o es un aspecto que, puesto en la balanza junto a otros, no es del todo fundamental?

Veia hoy en Internet una noticia de lo más estupido: una nueva pareja de famosos en sus primeros meses de relación. Por lo general, ese tipo de noticias nunca fue de lo mas interesante para mi:  no voy a mentir, no invierto el total de mi tiempo en actividades que un sano criterio podria considerar productivas, pero elijo bien en que desperdiciar mi tiempo. Y, definitivamente, no es en esa clase de noticias. Pero está vez si me detuve a ver. La pareja consistia en un famoso cantante con una hermosa actriz. Lo curioso es que este cantante de atractivo físicamente tiene muy poco, incluso, para la mirada de muchos, podría rozar lo decadente.
Es cierto, no es lo mismo que un famoso cantante sea feo a que cualquier simple mortal lo sea: todos tenemos o hemos escuchado la idea de que "si sos famoso y sos millonario, las minas te dan bola igual". No obstante, hoy pensaba, y yo mismo he visto como en ciertas ocasiones la mirada de las mujeres hacia mi cambia en virtud de ciertos factores: no me considero un tipo demasiado agraciado fisicsmente, me considero bastante promedio. Por razones de trabajo, mis mañanas las paso vestido de traje. Y me resulta muy curioso ver como, durante los ratos que estoy vestido así, una (enorme) mayor cantidad de mujeres se detienen a mirarme. Inevitablemente la pregunta que me viene a la cabeza es si realmente el traje me hace ver tan atractivo como para cambiar tanto mi aspecto fisico o si un tipo de traje conlleva una innumerable cantidad de ideas de fondo relacionadas con exito, dinero y otras más (sean o no ciertas).
En el sentido contrario, tambien he observado casos de tipos que, teniendo un atractivo bastante mas grande que otros, tienen peores resultados con las mujeres que los que si pertenecen a ciertos grupos de status social.

Un tema del cual he escuchado opiniones súper diversas, del que hoy me gustaria tener la suya. Saludos gente!


Desconectado juanpindonga

  • ADMINISTRADOR
  • *
  • Mensajes: 5278
Re:Que pasa con el físico?
« Respuesta #1 en: 02 de Mayo de 2020, 06:22:49 pm »
La pregunta es sencilla... Que tan determinante es el aspecto físico de un hombre a la hora de seducir a una mujer? Creen que buscan ellas a la mas fiel copia de George Clooney, o es un aspecto que, puesto en la balanza junto a otros, no es del todo fundamental?

Para una mujer, un masculino atractivo significa también, un masculino saludable.

De igual modo, una mujer atractiva (sinónimo, en la época de la cueva, de juventud y fecundidad) le garantizaba al hombre fuerte de la cueva, una receptora saludable de sus genes a la hora de propagar la especie.

No muy diferente a muchas especies animales, quienes tienen que luchar (y eso es literal) entre sí para poder obtener el beneficio de aparearse con esa hembra o con ese harém.

El ejemplo mas acabado es con los pinnípedos.

Hace muchos años, casi cincuenta, estuve en lo que se denomina elefantería de Punta Norte, en la Península de Valdez, en la costa atlántica patagónica.

Los elefantes marinos (Mirounga Leonina) son enormes. Creo que llegan a pesar tres o cuatro toneladas, las hembras, una tonelada.

Cuando es tiempo de apareo, los machos de la especie llegan tempranamente a la costa, en donde entablan furibundas peleas con otros machos para el dominio de la mayor superficie de playa, en donde un mes después, aproximadamente, llegan las hembras, preñadas y a término, a parir sus cachorros.

Después de un tiempo de lactancia, las hembras vuelven a aparearse... con el macho mas fuerte del sitio en el que están ellas con su cachorro.

Los elefantes, dicho en un lenguaje coloquial, se cagan a palos entre ellos.

Furibundas peleas se generan, tanto por el territorio como por las hembras, todo eso dirigido a tener la mayor cantidad de pinnípedas para preñar y desparramar sus genes.

Es, en cierta medida, una cuestión de fuerza bruta.

No dudo que en la cueva primitiva pasara lo mismo.

El mas grandote, el mas fuerte, el mas agresivo, el mejor cazador, es el que se apareaba con las féminas de la cueva.

Desconozco si en la cueva primigenia las féminas se enamoraban de sus masculinos, creo que buscaban protección y alimentos, mas que nada.

Ellas carecían -y carecen- de las palancas articulares, de la masa muscular y, por sobre todo, de la capacidad cinegética que tienen los hombres.

Pero, tenían y tienen lo que un hombre busca: un útero para quedar gestantes.

Ellas, por lo tanto, van a elegir siempre al mejor del clan. En la medida que puedan, habida cuenta que sospecho que eran estupradas desde la mas tierna edad.

Conforme pasaron las centurias, de a poco se fue cambiando eso.

Hoy día, una mujer puede encarar un hogar monoparental, sin necesidad de esperar que el cavernícola de turno venga con supremas de pterodáctilo para el almuerzo.

No obstante, si puede, va a intentar conseguir el mejor masculino que pueda.

El físico, importa, pero hoy día, la fuerza muscular y la astucia cinegética de un hombre, se circunscribe a su capacidad económica.

Esa frase de billetera mata galán... o tarjeta de crédito dorada o negra mata galán, es real.

Ya no hace falta salir a liquidar a lanzazos a un brontosaurio para el guiso de la cena, simplemente, se puede pedir la comida por entrega a domicilio.

Para eso, al menos, en las ciudades y centros poblados mas importantes (y mas pudientes) hace falta un solo ingrediente: €f€ctivo.

Van a elegir, por lo tanto, un tipo que pueda solventar sus necesidades, que le provea de alimentos y de seguridad, tanto para ella como para su prole.

¿Importa en ese sentido el aspecto físico?

Y... sí y no.

Las mujeres no son tontas. Al menos, a la hora de andar fisgoneando masculinos, rápidamente detectan los que tienen mayor capital acumulado.

Detalles como el calzado, la indumentaria, el corte de cabello, el modelo de teléfono o de automóvil, pasando por la vivienda, influyen de manera decisiva.

Así sea el tipo un Don Juan... si tiene capital atrás, les conviene.

Pensando siempre que como en la cueva, al ser preñadas, van a obtener la fidelización de su masculino. Con las esperables ventajas de tal condición.


Es cierto, no es lo mismo que un famoso cantante sea feo a que cualquier simple mortal lo sea: todos tenemos o hemos escuchado la idea de que "si sos famoso y sos millonario, las minas te dan bola igual".


Hay un factor adicional: la competencia entre ellas.

Si WXYZ es un famoso actor, cantante o simplemente, una personalidad de la que se habla y bastante, va a tener siempre una cohorte de minas que van a andar tras él.

El razonamiento es que si muchas lo buscan, también ella puede hacer el esfuerzo de intentar ganárselo.

Yo le puse el nombre de «Efecto Cardumen». Lo que hace una, lo termina haciendo el resto.

Por eso, cualquier cantautor (o algunos, deberían ser llamados autocantores, es decir, para evitar seguir emitiendo graznidos en público, deberían cantar para sí mismos) siempre va a tener unas cuantas féminas que van a andar tras él.


No obstante, hoy pensaba, y yo mismo he visto como en ciertas ocasiones la mirada de las mujeres hacia mi cambia en virtud de ciertos factores: no me considero un tipo demasiado agraciado fisicsmente, me considero bastante promedio. Por razones de trabajo, mis mañanas las paso vestido de traje. Y me resulta muy curioso ver como, durante los ratos que estoy vestido así, una (enorme) mayor cantidad de mujeres se detienen a mirarme. Inevitablemente la pregunta que me viene a la cabeza es si realmente el traje me hace ver tan atractivo como para cambiar tanto mi aspecto fisico o si un tipo de traje conlleva una innumerable cantidad de ideas de fondo relacionadas con exito, dinero y otras más (sean o no ciertas).

Vos estás respondiendo tu inquietud: para ellas, un masculino bien vestido, es sinónimo de un buen trabajo, ergo, una buena remuneración, por lo tanto, alguien conveniente para que las preñen.

Y, torcido razonamiento, también piensan que si tiene un buen empleo, en caso de tener que separarse, estando ya con hijos mutuos, va a tocarle una mayor cuota alimentaria.


En el sentido contrario, tambien he observado casos de tipos que, teniendo un atractivo bastante mas grande que otros, tienen peores resultados con las mujeres que los que si pertenecen a ciertos grupos de status social.

Un tema del cual he escuchado opiniones súper diversas, del que hoy me gustaria tener la suya. Saludos gente!

Una vez, le decía a una antigua amiga que estaba buscando un masculino para convivir y tener hijos, porqué, si su necesidad de tener descendencia, no iba a un banco de semen a hacerse inseminar.

Hasta puede elegir en base a la carpeta de donantes, cual es el fenotipo (aspecto físico) que mas le guste.

Y la respuesta de esta fémina fue contundente: un banco de esperma no te paga el alquiler ni la cuota alimentaria.

Eso, en casi todo el mundo.

Salvo en Gran Bretaña, en donde por una curiosa disposición legal, las mujeres inseminadas comenzaron a buscar a los donantes para exigirles que les pasen una cuota alimentaria.

Cundió el pánico entre los donantes, en su mayoría, estudiantes, quienes sin siquiera poder terminar sus estudios, tuvieron que pasarle una cuota alimentaria a sus hijos.

Como resultado, los británicos no son mas donantes, para eso, necesitan de los vecinos continentales (generalmente, de la Península Ibérica) quienes, al pertenecer a otro país con otra legislación, no les pueden sacar ni un duro.

Es un razonamiento descarnado el que tuvieron las británicas: quiero hijos, quiero dinero, quiero que me mantengan.

Ellas eligieron por el aspecto físico a los donantes.

Pero ni bien pudieron, rápidamente, fueron a lo importante: cuota alimentaria, pago de gastos varios, escolaridad, salud... no quisiera estar en los zapatos de esos donantes quienes confiadamente vendieron sus muestras, y que ahora tienen que mantener por un par de décadas, a hijos, en cierta medida, no deseados.






Sres.: el cerebro femenino evolucionó bastante poco desde la época de las cavernas.

Van a lo práctico, a lo que ellas necesitan.

Siempre van a anteponer sus necesidades reproductivas a todo lo demás.

Y a modo de ejemplo, va el siguiente relato, antiguo pero totalmente vigente.

A mí me gusta escalar montañas.

Para hacerlo, hace falta un mínimo estado físico, ganas de entrenar, ganas de invertir en equipamiento que puede ser bastante oneroso, disponer del tiempo suficiente, de los datos para saber como acceder a esa montaña, elegir el momento en el que la meteorología es mas complaciente... por eso siempre llamé, antes que ir a escalar una montaña, salir de expedición a una montaña.

A veces, llegar a una esquiva cumbre me llevó años de preparación. Y también, de dolorosos fracasos, cuando estaban dados todos los requisitos, pero el clima no ayudó y uno invirtió bastante tiempo y recursos... para no llegar a la cumbre.

Eso, las mujeres, no lo perdonan.

Para ellas, cualquier actividad que aleje a su masculino de lo mas importante, léase, mantenerlas a ellas y a su prole, no sirve.

No es casual que existan poquísimas mujeres montañistas, en cambio, hay muchas que anhelan ir de vaGaciones a algún coqueto balneario caribeño, donde el esfuerzo es nulo, el clima, complaciente y las posibilidades de holganza y molicie abundantes.

Y ni que hablar con salir a «reventar» la extensión de la tarjeta de crédito en algún centro de compras, para obtener esas muy necesarias fruslerías que el género femenino considera como indispensable.

Resumiendo: me han dicho cosas tales como "-... para qué querés ir a esa montañita de mierda; deberías estar pensando en donde ir de vacaciones, que a mí se me está yendo el bronceado de la piel" (señal inequívoca que estuvo de vaGaciones hace muy poco tiempo)

 :mad3: :mad3: :mad3:

Sres., nuevamente, repito algo que se suele decir y escribir en este Foro de Ayuda: lábrense un futuro.

Estudien, trabajen, consigan una vivienda, traslación propia, entrenen sus cuerpos, háganse de muchos amigos y disfruten de sus respectivas solterías.

Las féminas, que de tontas no tienen ni un cabello, analizan con mayor velocidad que las supercomputadoras Summit y Frontier juntas al masculino que tienen enfrente, básicamente, en dos parámetros que siempre terminan siendo los mismos:

1) ¿Su ADN es útil a mis propósitos?
2) ¿Es capaz de mantenerme a mí y a mi futura prole?

El resto, les resulta accesorio.

Saludos!
Sale con fritas!
Y con sushi.

Borders? I have never seen one. But I have heard they exist in the minds of some people. Thor Heyerdahl

Desconectado Gastón

  • MASTER
  • ***
  • Mensajes: 706
  • Sexo: Masculino
Re:Que pasa con el físico?
« Respuesta #2 en: 04 de Mayo de 2020, 01:19:54 pm »
Creo que una mujer se siente atraida hacia un hombre por una sucesion de atributos que si la dividimos en 10 categorias; el aspecto fisico es solo uno. Asi que podes ser realmente feo y aun asi resultar atractivo. Ejemplos, sobran.

Dejando a un lado lo demas y atendiendo solo al aspecto superficial; el global ocuparia 4 categorias; en donde la vestimenta y el desenvolvimiento pesan mas que la apariencia fisica "al desnudo". Un punto mas es el aspecto arreglado; un buen corte de cabello, una barba prolija...etc.

Por lo demas; es decir las restantes 6 son ajenas al fisico o presencia y son cualidades que pueden cultivarse.
Lo monetario es todo un rubro que bien puede tomar por asalto todo el departamento.
Asi las cosas.

Saludos!

Desconectado Elbati

  • Usuario Normal
  • *
  • Mensajes: 435
  • Sexo: Masculino
Re:Que pasa con el físico?
« Respuesta #3 en: 04 de Mayo de 2020, 10:39:09 pm »
Que joraca mira una mujer en un tipo?
Lo monetario, su seguridad en sí mismo, que sea más alto que ella, que sea mas grande que ella, (casi siempre se da y raramente se dan las dos juntas contrariamente), el culo, sentido del humor, y emocionalidad estable.

Desconectado enri84

  • Usuario Normal
  • *
  • Mensajes: 198
  • Sexo: Masculino
Re:Que pasa con el físico?
« Respuesta #4 en: 05 de Mayo de 2020, 01:20:22 pm »
Yo creo que el físico masculino es muy importante aunque no determinante.

El físico es la carta de presentación.

Un buen físico y una buena vestimenta son fundamentales, sobretodo en la etapa inicial de atracción.  Al principio todo entra por el ojo.

Ellas, al igual que nosotros, también se fijan en el físico, aunque lo nieguen rotundamente.

Después lógico, a medida que avanza la interacción entran en juego otros factores, como dinero, personalidad, seguridad.

Por supuesto, si eres famoso o millonario ya es otro cantar, pero para nosotros lo simples mortales yo creo que el físico juega mucho a favor al menos para llamar la atención de la fémina en un primer momento.

Por ejemplo desde que adelgacé 12 kilos, hago ejercicio diariamente hace 1 año, me cuido en las comidas, me empecé a vestir mejor, recién ahora se están notando los cambios físicos y he aumentado las opciones femeninas en cuanto a calidad y cantidad. Minas que antes yo era totalmente invisible ahora se me acercan y me demuestran cierto interés. Yo sigo siendo el mismo y tampoco me sobra el dinero.

Así que yo opino que físico sí importa y mucho, aunque no es todo, el dinero y personalidad también juega un papel fundamental.

Creo que la mayoría de nosotros estamos en el promedio y lo mejor es sacarse el máximo partido físico dentro de lo que se pueda y labrarnos un futuro en lo económico, laboral y profesional.

Saludos!




Desconectado juanpindonga

  • ADMINISTRADOR
  • *
  • Mensajes: 5278
Hace cuatro o cinco lustros...
« Respuesta #5 en: 05 de Mayo de 2020, 04:27:33 pm »
... tener un teléfono celular o una conexión a Internet en tu propia casa, era para muy pocos.

Los usuarios principales de la Red de Redes éramos principalmente, los integrantes de la comunidad científica.

Pensar en un teléfono inteligente era mas bien, hacerse la idea de algo parecido a un «esmárfon» actual era mas bien, para los cultores de la serie y las películas de la saga Star Trek.

Los levantes se hacían en persona.

Cuando mucho, te pasaban un número de teléfono (obviamente, fijo), en el que si tenías suerte, te atendía en persona la fémina en cuestión.

Ni siquiera había contestadores automáticos (sí, algo parecido a la prehistoria comunicacional).

Y sin embargo, se fifaba mucho, se conocían muchas féminas, y por sobre todo, histeriqueaban muchísimo menos que ahora.

Digamos, año 1980.

Mucho tiempo, ¿no?

Si querías tener éxito con el género femenino, no hacía falta tener un súper teléfono celular (que ni siquiera existían), sino mas bien, un automóvil propio (y dinero para mantenerlo y operarlo), y si tenías los recursos, una vivienda propia o alquilada, colaboraba mucho.

También era muy deseable que el masculino pagara todo, y que ellas miraran con caripela extraviada al vacío cuando se le sugería que aportara algo de la cuenta del restaurante.

Tampoco cambió mucho hoy día.

Las féminas se fijaban mucho en el físico, pero mas se fijaban en la billetera.

Por lo visto, tampoco cambiaron hoy día.

La irrupción de Internet, sobre todo, inicialmente, en la comunidad científica, produjo una verdadera revolución.

Porque antaño, había que enviar una carta manuscrita, ensobrada, con estampillas, a la dirección de correo del destinatario, para que tuviera la gentileza de enviarte una reimpresión de ese artículo que él había escrito y que uno necesitaba consultar para un protocolo de investigación.

De pronto, disponer del correo electrónico, significó poder recibir (aunque dactilografiado) un resumen de ese artículo, sin correr el riesgo que la carta ensobrada se extraviara, o directamente, jamás, entregada al destinatario.

Usar en aquellas lejanas épocas DOS (Sistema Operativo de Disco) en nada se asemeja al actual sistema de las ventanitas de Redmond, Virgina.

Había que saber incluso, programar, para poder enviar un correo.

Los afortunados que tenían en sus ámbitos académicos una impresora (siempre matricial), podían editar textos usando primitivos editores de texto, en los que nunca, en pantalla, aparecía como quedaría el texto formateado que se iba a imprimir.

En suma, era un incordio. Muy útil, pero con computadoras de poca potencia, de alto costo, conexiones impagables a Internet; hasta había que aprovechar las dos  «ventanas» diarias en la que un servidor se conectaba para poder transmitir los mensajes de correo electrónico.

O sea, que ni siquiera era instantáneo, había que esperar.

La verdadera revolución se hizo presente cuando hizo irrupción el sistema operativo de las ventanitas.

Ver pantallas hasta en colores (tener un monitor en color era también un lujo para pocos, yo me inicié con un monitor de fósforo verde, luego, con uno de color amarillo, y por último, uno con fósforo blanco), y por sobre todo, ver como quedaba un texto tal cual se iba a imprimir (tuve mi primera impresora en 1991, eran carísimas y matriciales, hoy día la conservo plenamente operativa), la otra gran aparición fueron la de los rastreadores/escáners planos.

Porque permitió por primera vez, digitalizar fotos impresas en papel y pasarlas a la escasa memoria de la computadora... y con suerte, transmitirla de alguna forma vía Internet.

La magia que hoy ni se tiene en cuenta cuando se agarra un esmárfon y se saca una foto, se transmite en segundos a algún remoto lugar del planeta casi sin darte cuenta, ni existía.

El proceso era lento, tedioso, caro pero aún así, las féminas de las comunidades científicas no perdieron el tiempo: vieron en el escaneo de fotos, una excelente oportunidad para el levante.

Mas allá que fuera difícil de hacer, que las computadoras eran complicadas, que las compatibilidades con los periféricos eran un incordio, las minas no desperdiciaron oportunidad para exhibirse, usando, obviamente, redes de la mayor velocidad posible en la época, para transmitir sus fotos a eventuales candidatos.

Los primeros levantes digitales, digámoslo así, fueron casi resorte exclusivo para las científicas.

O las minas muy pudientes, quienes siempre usaron otros recursos para el levante.

A los masculinos en aquellas épocas hoy día, vistas como primitivas informáticamente, se los evaluaba como hoy día: con el metro, la balanza y la billetera.

Podías ser ½ fulero, pero tener una billetera bien abultada, y de seguro, algo levantabas.

Tal vez no te iba a durar mucho (las minas interesadas por los dineros, nunca fueron una inversión que perdurara en el tiempo), pero, para divertirse, alcanzaban.

La enorme evolución que sufrieron las telecomunicaciones digitales y los sistemas de imágenes fueron asombrosos.

Antaño, adosar un archivo que fuera mas grande de 500 kb., ya era algo complicado.

No hace falta mencionar lo que sucede hoy día.

La otra gran revolución que ingresó a la vida de eventuales novios/novias, fue la irrupción de las cámaras digitales.

El hecho de no tener que mandar a revelar película fotográfica, de no tener que hacer copias en papel, de no tener que digitalizarlas para poder transmitirlas, aceleró y mucho los tiempos a la hora de conocer gente.

Hacerse una selfie era complicado, mandarla, mas complicado aún.

Por eso los levantes por bastante tiempo, se hicieron en persona.

En donde terciaban como se menciona en este hilo de posteos, el físico, la apariencia general, la inevitable evaluación financiera... y por último, muy a lo lejos, la capacidad intelectual.

Previo a la época de las computadoras mas o menos masivas, lo que mas le importaba a una fémina además de la billetera del masculino, su apariencia física y su trabajo, era su don como persona.

Si tenía empatía a la hora de hablar, de expresarse, de volcar una idea.

Era bastante común que algún autor de cierto renombre, a la hora de promocionar su libro, tuviera una larga fila de Srtas. y no tanto, esperando que el susodicho les dedicara su propio libro... y ver si podían pescar algo mas.

Hoy día, en comparación, ellas buscan galancetes televisivos que, al ser codiciados por muchas, les compele a pensar que ellas también estarían bien con un masculino así (es el sistema del «cardumen», todas hacen lo mismo por las dudas).

Las cosas, Sres., han cambiado... pero para peor.

Ellas se volvieron terriblemente prácticas.

De ideología, mejor ni hablemos.

Tal vez se vuelquen a una ideología determinada, si ésta le brinda en tiempo muy breve, dividendos económicos, nunca abrazar una idea porque sería útil para todos.

En suma, se volvieron en extremo, egoístas.

Primero yo, luego yo, y nada mas que yo.

Los hombres, están para servirme... ¡al fin y al cabo, soy mujer!


Como contrapartida, los hombres siguen siendo mucho mas desprendidos que ellas, dan mucho de sí mismos, mientras que las féminas... no dan nada ni van a dar nada a futuro.

La simbiosis con la cachufleta a la que están adheridas, les hace creer que son seres próximos a la divinidad, y como tales, han de ser pedestalizadas y adoradas.

De ahí que cualquier chiruza que no vale ¼ de puteada, se haga unas cuantas selfies con ropa sugerente, pintarrajeadas como egipcias en la época de los faraones, sus fotos editadas para corregir montones de deméritos físicos que les preocupan sobremanera y luego de subir tales engendros fotográfico-digitales a sus espacios en las redes sociales, esperan que los tipos se les acerquen como moscas a distintas substancias dulces.

Sres., tal como vienen las minas, los únicos que van a supuestamente conseguir los mejores ejemplares del género femenino, son los masculinos mas pudientes.

El problema (pero para ellas) es que los hombres con mayor poder adquisitivo, suelen usar al género femenino con fines recreativos y descartarlas sin mas trámite, la lectura de cualquier tabloide/pasquín lavacerebros de peluquería muestran una ingente cantidad de romances que se fueron al recarajo cuando ellos/as se cansan (generalmente, a los quince minutos de conocerse) y comienzan a descorchar otra cachufleta con menos uso que la anterior.

¿Qué queda, entonces, para el promedio de los masculinos?

Pues, hacer sus vidas como si ellas no existieran.

Buscarán y se desarrollarán en sus trabajos porque les gusta ser útiles, cuidarán sus cuerpos no para levantar minas sino para sentirse mejores, harán sus labores académicas como los mejores; todo eso en el marco de ser mejores personas y no, precisamente, para levantarse minas.

Las mujeres no tienen un pelo de boludas.

Evalúan en tiempos sorprendentemente breves, si ese hombre les sirve para su proyecto reproductivo.

En suma, los masculinos son dos bancos: uno de ADN y el otro, un cajero automático ambulante.

Harán lo que tengan y quieran hacer, no para agradar a las féminas, sino por Uds.

Ellas tratarán de adosarse a sus personas lo mas rápido posible, habida cuenta que no les gusta esforzarse en casi nada.

Y que mejor es que el hombre se esfuerce y ellas disfruten de tales resultados.

Así eran en la cueva, y no pretendan que cambien ahora.

Por eso: lábrense un futuro, disfruten de sus logros, hagan muchos amigos y sepan elegir dentro de una abundante cantidad de féminas disponibles, las que sean menos interesadas en sus logros comerciales.

Y si ven que se les acercan solamente porque los ven pudientes, adopten un perfil muy bajo y silencioso, les encanta los hombres misteriosos y que sean parcos a la hora de hablar.

Nuevamente, recuerden: son un banco de genes y un cajero automático ambulante.

Y así serán tratados.

Saludos!
Sale con fritas!
Y con sushi.

Borders? I have never seen one. But I have heard they exist in the minds of some people. Thor Heyerdahl

Desconectado Elbati

  • Usuario Normal
  • *
  • Mensajes: 435
  • Sexo: Masculino
Re:Que pasa con el físico?
« Respuesta #6 en: 05 de Mayo de 2020, 10:28:08 pm »
Coincido pero rara vez se vé una mujer con un masculino mas bajo y mas chico en edad, (casi nunca se dan estas dos variables juntas)
"Wanda Nara se come un pibe, que bien la hizo Wanda Nara genia"  ... un discurso que se reproduce en un amplio espectro femenino.

Desconectado Elbati

  • Usuario Normal
  • *
  • Mensajes: 435
  • Sexo: Masculino
Re:Que pasa con el físico?
« Respuesta #7 en: 05 de Mayo de 2020, 10:49:38 pm »
Estamos cada vez mas cerca de abrazar la filosofia MGTOWN, como sintesis de la pauperrima producción cultural que proponen estos nuevos metodos comunicacionales, que dicotomincamente tienen que ver con la comunicación en sí.
Desglosando lingüisticamente la palabra "comunicación", provienente de la "común unión" de las personas .. hoy mas que nunca estamos mas divididos que antes.
Y la "acción racional" de la que nos habló Max Weber, está con mas vigencia que nunca, llevada a cabo claro, en este caso por el genero femenino, que busca a cambio de nada conseguir el mejor ma$culino posible.
El futuro es de poca bonanza para el genero masculino, que parece que por el hecho de nacer hombre carga con un estigma que es atacado por parte de la gran industria mediatica, la (mass media), la industria musical y un largo etcetera. Paracen lejanos los estereotipos de hombres que bajaban una fuerte masculinadad en la pantalla grande como por ejemplo Marlon Brando entre otros.
Las relaciones de noviazgo es algo que tendenciosamente irán en detrimento.

Desconectado juanpindonga

  • ADMINISTRADOR
  • *
  • Mensajes: 5278
Re:Que pasa con el físico?
« Respuesta #8 en: 06 de Mayo de 2020, 02:00:12 am »
En verdad, cada vez me divierto mas con los accionares del género femenino.

Lejos de preocuparme por sus estereotipos, veo a una mujer como si fuera una suerte de apasionante espécimen de laboratorio, apto para ser analizado tanto en su anatomía como en su comportamiento.

Sres., ellas tienen el estigma de venir con fecha de vencimiento. Uds., no.

Se sienten perseguidas, en gran medida, por el hecho de no poder ser preñadas en tiempos perentorios, desesperándose por conseguir un masculino, lo antes posible.

Uds. andan felices por la vida, sin preocuparse de un kilogramo de peso de mas, o de tener la mejor indumentaria para verse atractivos... no cargan con ese estigma de ser menos atractivos que otros.

Ellas viven perseguidas por la balanza, por sus eternas (y saturantes) dietas, por tener un placard lleno de «nada que ponerse», cuando la preocupación de Uds. se circunscribe a elegir la primer prenda de la pila, sin andar fijándose mucho en combinar colores y texturas.

No tienen tampoco el eterno problema de andar peinándose para verse atractivos, cuando ellas se desviven por su cabello (es siempre un arma de seducción, aclaro).

He visto en las últimas décadas, suculentas féminas, devenidas en amigas, puteando a todo el género masculino... porque no les dan pelota.

Y no entiendo el porqué, algunas de mis antiguas amigas eran un infierno en su momento, y aún así, les costaba conseguir pareja.

O lo peor, conseguían cualquier cosa, el descarte, casi, del género masculino.

Y no una, sino reiteradas veces.

Si hay algo que el género femenino detecta con consumada habilidad, es la inseguridad masculina.

Así como detectan, también, a tipos que tienen bien claras sus ideas y que no dudan en llevar a cabo sus proyectos.

Creo, como de costumbre, que todo eso es herencia de la cueva, en donde la diferencia de supervivencia dentro del clan, era tener uno (o varios) masculinos fuertes que las protegieran.

¿Acaso creen que la situación cambió mucho?

Siguen con la misma metodología, siguen puteando no poder conseguir el hombre de sus sueños, y siguen puteando en varios lenguajes cuando no les alcanza a fin de mes para mantener su estándar de vida.

Uds., en gran medida, son esa suerte de «comodín» que ellas buscan para complementarse.

Mayor inteligencia, mayor fuerza física, mayor capacidad de análisis, mayor respuesta a situaciones complejas y eventualmente peligrosas para ella y su prole; todo eso se conjuga en el hecho que, cual instantánea traducción, el hombre suele tener mejores ingresos que ellas.

También, añado, mayor nivel de responsabilidad, inherente a cualquier cargo ejecutivo.

Si bien existe el denominado «techo de cristal», lugar hipotético y virtual dentro de una organización que les impediría ir ascendiendo en la escala de toma de decisión, es también real que prefieren que las decisiones las tome otro y ellas aprovechar de la mayor respuesta multifactorial a situaciones complejas por parte de un hombre.

La expresión que un hombre es un banco, tanto de ADN como un cajero automático ambulante, si bien puede interpretarse cuales metáforas berretas, son también, bastante reales.

Hay mecanismos que incluyen receptores olfatorios, interacción con feromonas, activación de otros receptores dentro del órgano de Jacobson (órgano vómero-nasal) que vienen casi, de la época de los antepasados reptilianos.

Todo eso fue quedando en la evolución humana, en gran parte, adormilado, y en otra gran parte, escasamente estudiado, habida cuenta que siempre se priorizó en una relación, la parte afectiva antes que la netamente biológica.

Uds. son el resultado de millones de años de evolución. Y ellas los eligen, básicamente, por su capacidad como cazadores/proveedores.

Si bien existe una relación bastante lineal con el aspecto físico (fuerza y velocidad) con la capacidad de proveer, ellas buscan tipos atractivos porque los sienten como saludables.

Pero en la elección, prefieren un buen proveedor antes que un tipo con una gran imagen corporal, pero sin habilidades cinegéticas o financieras.

Recuerdo a una de mis abuelas, hace ya, muchos años, que decía sobre tal o cual candidato para mis primas.

"-... fulanito es muy trabajador, y es buena persona. Nenna, ese muchacho te conviene"

Le daban menos importancia al aspecto físico, que a la capacidad de producir dinero (o sustento, que es mas o menos lo mismo).

Creo que a esta altura de la situación, sería interesante que se centraran en Uds. mismos, antes que andar mostrándose cual producto ofertable en algún portal de mercado electrónico digital.

Dejarse de preocupar si le movilizan o no a ellas algún tipo de sentimiento, porque cuando una mina está interesada en Uds, no va a dudar en hacérselo saber.

Les cuesta hacerlo, aclaro, prefieren que siempre toda la iniciativa la tome el hombre, y ellas, cuales frágiles damiselas, entrecerrarán los ojos esperando que Uds. las seduzcan con frases que ellas conocen de memoria, pero a las que sonríen como si fuera la primera vez que las escuchan.

Uds. siempre tienen mucho mas que ganar que ellas. Si bien suelen decir entre amigas, que se ganaron a tal o cual masculino, como si fuera una competencia, cuando se las interroga a fondo, resulta ser que lograron con suerte, un par de encuentros revolcatorios y luego, ellos encaran hacia nuevos horizontes (y nuevas cachufletas, añado).

Las escandinavas son un ejemplo acabado de féminas que tienen que tomar la decisión de encarar un tipo porque sinó, los gringos no les dan ni pelota.

De ahí su fama de desenfadadas a la hora de encarar... es fruto de la necesidad antes que nada.

En cambio, en otras latitudes mas calurosas, hay que hacer mucho esfuerzo para lograr el favor de tal o cual señorita, asesorada por una legión de amigas y parientas, para que le sea mas complejo al masculino, ganársela, y que de esa forma, ella siempre tenga la última palabra a la hora de dejarlo o no.

Cuando Uds. ven a una fémina, la analizan instantáneamente con una visión netamente revolcatoria.

Si está buena, si tiene turgencias apetecibles, si es delgada, alta, o lo que sea.

No trasciende de una mera cuestión horizontal.

Lamentablemente, para que muchas minas entreguen la virtud, hay que noviar un tiempo con ellas (las hay que son para el revolcón, son las menos), de manera que ese cortejo les está demostrando que son lo suficientemente buenos cazadores (o con empleos útiles) para que ellas analicen si son aptos para que las impregnen con sus genes y luego, mantengan a su prole.

Para una mujer, entregar sus afectos es bastante complicado, porque las pone en una suerte de estado de indefensión, de tal forma que siempre van a transformarse instantáneamente en un erizo cuando están de mal humor.

Algo que un hombre no suele hacer, habida cuenta que es una neta herramienta de control femenina.

En fin, Uds. siguen siendo el último eslabón de la evolución humana, cada vez mas perfeccionados.

Aprovechen esas cualidades, y no se preocupen por la imagen corporal. Ellas buscan a los hombres en base a parámetros mucho mas sutiles y contundentes.

Saludos!
Sale con fritas!
Y con sushi.

Borders? I have never seen one. But I have heard they exist in the minds of some people. Thor Heyerdahl

 

     
passport