Autor Tema: Cuando te empiezan a dejar.  (Leído 2582 veces)

Desconectado juanpindonga

  • ADMINISTRADOR
  • *
  • Mensajes: 5608
Cuando te empiezan a dejar.
« en: 28 de Octubre de 2020, 01:15:49 am »
Una mujer nunca toma la decisión de dejar a su masculino de un día para otro.

Esto es, lo pensó hoy, y lo dejó mañana.

Mas bien, va tomando su tiempo, madurando la idea (y por sobre todo, la batería de excusas) que usa para dejarlo.

Nunca van a decir la verdad a la hora de concluir una relación.

Prefieren buscar algún argumento elegante, para convencer a su próxima ex-pareja (y a ella misma) que la culpa, obviamente, siempre es del hombre quien «no supo entender mis prioridades» (o cualquier otra oligofrenicidad que se le asemeje).

El procedimiento que ellas encaran es bastante simple.

Primero, autonconvencerse que con ese masculino la relación «no va para mas» y que es bueno ir buscando un reemplazo, por ejemplo, ese compañerito de trabajo que siempre es tan servicial, o ese perpetuo adulador en sus redes sociales que siempre califica sus comentarios con frases que orillan en lo excelso.

Resulta notable como las amigas, e incluso, las mismas madres, avalan ese execrable comportamiento femenino.

Cuando la fémina que va a dejar a su hombre es «convencida» por alguna amiga, o en muchas oportunidades, con la anuencia maternal, comienzan el proceso de dejar a ese hombre que muchas veces, supo ser una persona fiel que se desvivió por ella.

Pero, la necesidad (femenina) de conseguir un hombre tiene caripela de hereje.

Si por asesoría materna, por ejemplo, termina creyéndose la historieta que el nuevo flaco le conviene mas, no van a dudar ni ½ segundo en sacarse de encima al anterior, para su conveniente reemplazo por el nuevo.

Y ahí comienzan el camino de autoconvencerse que están haciendo todo bien, que el infortunado y próximo ex-novio, no le conviene porque «no supo interpretar sus prioridades» (o cualquier otra oligofrénica explicación que orilla el delirio) y ahí ya empiezan, en firme, a sacárselo de encima.

Primero, vienen las estrecheces sexuales.

Saben que a los hombres les gusta mucho «lanerpo» y ellas, rapiditas de cintura, le escatiman el sexo.

Luego, vienen los perpetuos malos humores.

No hay nada que le venga bien. Así la saquen a comer a lugares atractivos, la lleven a pasear, la inviten a esas vacaciones soñadas... ella ya está emperrada con esa nueva poronga que supo conseguir en redes sociales.

Y por último, excusas raritas, tales como "-... no quiero verte este fin de semana, necesito dedicarme a mi misma y a descansar".

Claro. Si se hace una adecuada traducción, quiere ver si se puede encontrar subrepticiamente con ese masculino en algún lugar de trampa, o alguna ardiente sesión de videochat en paños menores para ir calentando el ambiente... con el nuevo flaco.

Y el todavía novio oficial, con el cerebro confundido pensando que fue lo que hizo mal, para que esa novia/pareja esté súbitamente en estrecha y en estrella, termina aún mas confundido.

Sres., no se confundan.

Las mujeres tampoco se confunden a la hora de cornear o ir preparando el terreno para una robusta cornamenta.

Estudian y con precisión, hasta el mas mínimo detalle, la forma de ganarse a ese nuevo masculino... y de paso, ir viendo con que argumento se deshacen del antiguo.

Y luego le descerrajan al novio oficial, alguna excusa que difícilmente sea creíble, pero que ellas anhelan que así lo sea.

Por ejemplo decirle "-... no quiero hablar mas con vos por un tiempo, entendé que por ahora no quiero hablarte" (o algo mas o menos similar).

Ese «por ahora» suele ser permanente. O como cualquiera de los argumentos que orillan lo ridículo, también.

El ahora ex-novio, no entiende, obviamente,nada.

Todo lo que hizo por ella, no vale nada.

Y si se le ocurre decirle "-... escuchame, pajarita, cuando vos necesitaste algo no dudaste en pedírmelo, yo ahora te pido una explicación de porqué me estás dejando, y vos me contestás que tengo que entender tus prioridades", porque además, le van a retrucar diciéndole el consabido "-... yo no te obligué", con lo que le cierra la boca al ahora, dejado novio.

Amigas y muchas veces, también, madres, avalan ese comportamiento.

Ni que decir lo que las amigas suelen decir del hombre ahora dejado, que siempre orilla con el oprobio como mínimo, validando accionares sumamente cuestionables.

Ahora, ¿qué hacer al respecto?

Pues... no hay mucho que hacer.

Reclamarle una explicación no sirve de nada, porque o bien no la va a dar nunca, o sinó, va a mentir para evitar quedar como una mala persona.

Enojarse con ella, tampoco es conveniente, porque encima, te van a terminar acusando de violencia de género (argumento siempre conveniente cuando fallan otros mas flojitos de papeles).

Tampoco sirve pedirle a alguna amiga que interceda porque esta amiga (o también, la madre, a mí me ha pasado) va a defender la postura de la fémina que te está dejando.

¿Qué hacer, entonces?

Pues... nada.

Asumir que se estuvo durante un tiempo con alguien que siempre fue muy cuidadosa en mostrar como era, y que cuando tuvo la oportunidad, terminó siendo infiel porque lo consideró prudente, porque se le recalentó la cachufleta, o simplemente, por envidia de su masculino.

Esto último, también, me fue referido en mas de una oportunidad, por parte de la Srta. en cuestión que te deja, con frases sumamente hirientes que no sirven de mucho.

Entonces, resumiendo.

La fémina de turno, empezó a estar rarita.

Ya no tenía demostraciones de cariño, de entregar el rosquete, ni hablar, no te llamaba por teléfono ni a palos, menos aún, un mísero mensaje (salvo obviamente, que necesite algo) y, de un día para otro, necesita un gran espacio con el en breve, ex-novio.

De ahí a decirle que no quiere verlo mas, a un paso muy breve.

De ahí a enojarse cuando él le pide alguna explicación coherente, hay un pasito aún mas breve.

Por lo tanto... es tiempo de concluir la relación e irse adaptando al ritmo que ella impuso.

Ahora, bien... ¿cuantas veces la fémina tiene éxito con el nuevo flaco, fruto de un elaborado cuerno?

Y... mas bien, pocas veces.

Porque el buitre sabe perfectamente que está buitreando a otro masculino (no le importa mucho, añado) y también sabe con que clase de mujer está lidiando, que en cualquier momento, le va a hacer a él lo mismo que ella le hizo al anterior.

De ahí que frente a la primera estupidez que se mande... la descarta sin muchos melindres.

Total, atorrantas como la que acaba de empomarse (y descartar) sobran, deseosas de conseguir un tipo que contraste mucho con el anterior, y que le haga sentir importante.

Días atrás estaba con el dueño del club en el que amarro el velero.

Conversando, precisamente, sobre barcos, navegaciones, aventuras marinas y... féminas.

Los nautas tienen la mala costumbre (para las mujeres) de enaltecer algo que a ellas les molesta sobremanera: las embarcaciones.

Por algún motivo, cuando hay un divorcio en ciernes, lo primero que ellas buscan que él tenga que vender (y de preferencia, darle todo el dinero a ella) es el barco que él adora.

Por eso, y a sabiendas del elevado precio que suele tener cualquier navío de recreación, quieren hacérselo «reventar» (en la jerga jurídica berreta, hacérselo vender a cualquier precio) para que él no tenga ese solaz y esparcimiento náutico que tanto le gusta. Y de paso, que también le sirve, para levantar otras minas, dado que las féminas evalúan la calidad del masculino, en función de la eslora del barco.

Fue el dueño del club quien me decía que después de haber pasado por un par de divorcios y una tercer pareja con la que ya no convive, pero con separación vincular... es que las minas siempre vuelven.

Se calentarán con ese pelotudo del chat, con ese fanático de alguna filosofía berreta, con ese descerebrado que le hizo creer que con él iba a estar como nunca estuvo con otro tipo... pero a la hora de los bifes, se quedan dolorosamente solas.

Y el proverbio nipón " Si te sientas junto al río el tiempo suficiente, verás flotar el cuerpo de tu enemigo " tiene perfecta validez.

Porque ellas, y eso en base a mi experiencia, siempre vuelven.

Si el hombre procedió con corrección durante el trascurso de la relación afectiva con la fémina, y pese a que ésta busca nuevas porongas quien sabe por donde, cuando es sistemáticamente dejada por los flacos que la evalúan en instantes y se dan cuenta que valen menos que un billete de € 7, por lo infieles e inestables... terminan volviendo con el antiguo masculino.

Sí, ese mismo al que ella le cortó el rostro con alguna frase inentendible.

Total, saben que si estuvo enamorado una vez... va a ser fácil convencerlo que se vuelva a enamorar.

El punto que no suelen evaluar a cabalidad, es que pasado un tiempo de concluida la relación, el masculino ya hizo su duelo (el mismo que ella fue haciendo antes de cortar con él), practicó control de daños, evaluó lo que no funcionó, y nuevamente, salió de cacería ya no para obtener una relación de rebote, sino algo mas duradero.

Pero ella, quien cree que el poder atractor de su cachufleta es perpetuo, se encuentra con el peor de los panoramas que le puede
acaecer a una fémina: ser rechazada.

Acostumbrada a hacer sus caprichos infantiles y que siempre le sale bien, se encuentran con la triste realidad que su otrora novio, ahora devenido en ex-novio... ya tiene una nueva fémina.

Y comienzan las comparaciones (me lo han comentado directas usuarias de tal mala costumbre).

"-... que tiene (*Y*) mas chicas que las mías, que el :ass: lo tiene ½ caído, que se tiñe para que no se le noten las canas, que usa un soutién para hacerle creer a él que las tiene mas grandes (como si el directísimo usuario de tales implementos de la anatomía femenina, no fuera un rápido experto para evaluar delanteras), que se viste mal, que usa zapatillas de la marca esa que... puajj..." la lista sigue.

Es decir, descalifica a su reemplazante, porque no aceptan quedarse solas.

Y eso que se dice que «el buey solo, bien se lame» es una falacia.

A cualquier mujer le gusta estar con un tipo que la quiera (aunque ella no lo quiera a él), el punto es que no aceptan ni admiten que su ahora «ex» esté deshollinándole la cachufleta a la nueva novia que él conoció gracias a que la anterior lo dejó.

Eso es algo que me viene pasando desde hace algunos años, esto es, que antiguas ex-novias, quienes decidieron echarme la culpa de sus corneos dejándome y argumentando cualquier estupidez, cuando se sienten solas y quieren volver, se encuentran con la desagradable sorpresa de una competidora que por ahora, no piensa soltar su masculino ni a palos.

Yo le llamaría, justicia poética.

Y son precisamente esas féminas las que andan solteras de por vida, lamentándose que los hombres no le prestan atención.

Quéselevaahacer.

Lo hubieran pensado mejor a la hora de los cuernos.

Saludos!
« Última modificación: 28 de Octubre de 2020, 01:17:38 pm por juanpindonga »
Sale con fritas!
Y con sushi.

Borders? I have never seen one. But I have heard they exist in the minds of some people. Thor Heyerdahl

Desconectado Godzilla

  • ADMINISTRADOR
  • *
  • Mensajes: 2743
  • Sexo: Masculino
  • "El valiente" no sigue los pasos de la estupidez.
Re:Cuando te empiezan a dejar.
« Respuesta #1 en: 28 de Octubre de 2020, 06:16:16 am »
Maestro, como siempre, una mar de verdades.

Me quedo con esta frase..

Pero ella, quien cree que el poder atractor de su cachufleta es perpetuo, se encuentra con el peor de los panoramas que le puede
acaecer a una fémina: ser rechazada.


Que se le va a hacer, Ellas se lo buscan..  Es lo que pasa cuando juegan a ser la Abejas saltarinas.
Obvio que ella conservan en su mente esa pobre imagen de hombre herido, suplicando una oportunidad. Por eso se van muy tranquila a sabiendas que tiene la Puerta abierta cuando quieren volver.
No se dan cuenta que la gente cambia, evoluciona, ya no quieren volver sobre sus pasos, porque saben con total seguridad que sólo habrá ahí dolor y cuernos.
Antes estabas aturdido y segado , gracias a la ex que te dejó, te dio la oportunidad de despertar y de cambiar a algo más mejor y duradero.
gracias conchuda , sin ti nunca hubiera conocido a tu Sra mujer.

Maestro.   :clap:     :clap:

« Última modificación: 28 de Octubre de 2020, 05:45:02 pm por Godzilla »
La Desaparición va mucho más allá; es tomar la postura de un tipo Íntegro, con tremendo Orgullo y muchas Pelotas.

Desconectado Eisbrecher

  • Usuario Aprendiz
  • *
  • Mensajes: 79
  • Sexo: Masculino
Re:Cuando te empiezan a dejar.
« Respuesta #2 en: 12 de Noviembre de 2020, 06:13:56 pm »
Hola Juanpindonga

gracias por compartir tu sabiduría

me parece que las mujeres que te dejan no siempre vuelven, no te dejan para volver, te dejan para dejarte e intentar con un tipo nuevo, si les funciona siguen con él y no vuelven nunca mas

vuelven si no les funciona

todo lo demás es indiscutible

Saludos!

Desconectado Lunka

  • Usuario Normal
  • *
  • Mensajes: 148
  • Sexo: Masculino
Re:Cuando te empiezan a dejar.
« Respuesta #3 en: 13 de Noviembre de 2020, 07:25:33 am »
Hola Juanpindonga

gracias por compartir tu sabiduría

me parece que las mujeres que te dejan no siempre vuelven, no te dejan para volver, te dejan para dejarte e intentar con un tipo nuevo, si les funciona siguen con él y no vuelven nunca mas

vuelven si no les funciona

todo lo demás es indiscutible

Saludos!

Hola, pero siempre debe haber el otro tipo, que tal si tu cambiaste te hiciste perezoso, bago, alcoholico, mujeriego, o simplemente entraste en una etapa de confort al notar que ya te quería, donde te hiciste un tipo aburrido...  Por que esto no se toma en cuenta en la filosofía. Por que siempre hecharles la culpa a ellas o a la existencia de otro tipo?

Un gran abrazo

Lunka

Desconectado Godzilla

  • ADMINISTRADOR
  • *
  • Mensajes: 2743
  • Sexo: Masculino
  • "El valiente" no sigue los pasos de la estupidez.
Re:Cuando te empiezan a dejar.
« Respuesta #4 en: 13 de Noviembre de 2020, 11:54:34 am »
Porque este foro es para hombres dejados. Lunka.

Imagina que llegan tipos dolidos, masacrados mentalmente, muy devastados. Etc...
Obvio que vienen buscando ayuda urgentemente, están muy mal.
Que encuentran ?
Todo paso por tu culpa, eres un mal novio. Te engaño porque te lo mereces.
Joder!! Es mejor pegarles  un tiro, y acabas con sus sufrimientos; que hacerles sentir culpables . Ya bastante cruz arrastran los pobres.
Te parece poco recorrer el largo camino de la recuperación, todo ese dolor, toda esa lucha ?
No crees ?
Sería añadir más  tortura a su dolor.

Que buscan realmente aquí?

Palabras de aliento, darles muchos ánimos, quitarles ese sentimiento de culpa que algunas veces si son culpables de la ruptura. Pero la gran mayoría son tipos normales que no merecen algo así.

Mientras ellas andas de disco en disco atracando tipos.

Saludos



La Desaparición va mucho más allá; es tomar la postura de un tipo Íntegro, con tremendo Orgullo y muchas Pelotas.